Toma Agua y disfruta sus beneficios

En todos lados escuchamos que tomar agua es importante para la salud de nuestro organismo pero, ¿cuáles son realmente las razones? Mas »

Para adelgazar y cuidar el corazón, es más útil reducir hidratos que grasas

Es conocida la efectividad para perder peso de las dietas reducidas en carbohidratos, pero hasta el momento, cuando el objetivo era cuidar la salud Mas »

Tips para comer bien

Comer bien es indispensable; junto con hacer ejercicio, es la base de una vida sana. Mas »

Modere su consumo de Azúcar

El azúcar está presente en forma natural en muchos alimentos. Consumirla origina un gran placer para muchos, pero puede llegar a ser perjudicial Mas »

Los efectos que ocasiona el alcohol en adolescentes

Los padres de familia deben conocer los riesgos, causas y consecuencias que genera el consumo de bebidas alcohólicas en sus hijos menores de edad. Mas »

 

Toma Agua y Disfruta de sus Beneficios

En todos lados escuchamos que tomar agua es importante para la salud de nuestro organismo pero, ¿cuáles son realmente las razones?

Articulo 2

Diariamente, nuestro cuerpo lleva a cabo diferentes procesos en los que pierde agua, por lo que recuperar los niveles de este vital líquido no sólo nos previene de padecimientos, sino que también trae beneficios extraordinarios en el organismo. Por ejemplo:

  • Regula la temperatura corporal.
  • Favorece la buena digestión.
  • Elimina las toxinas que generamos a lo largo del día.
  • Asimismo, el agua ayuda a oxigenar las células del cuerpo, lo que favorece la piel sana y brillante mediante la regeneración celular, a través de un soporte suficiente de minerales, nutrimentos y, por supuesto, oxígeno.

En condiciones normales, una persona pierde casi litro y medio de agua diariamente: en la orina, 500 mililitros; durante la respiración, como vapor de agua, 600 mililitros; en el sudor, 200 mililitros, y, según la actividad física y el clima, otros 150 mililitros. Si el cuerpo no recupera esta cantidad, empieza a manifestar síntomas como:

  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Cambios de humor.
  • Calambres.
  • Dolores musculares.
  • Tips para tomar agua

Parece sencillo cuando nos dicen “tienes que tomar agua” pero, si se trata de dos litros al día (aproximadamente), puede ser que no estemos acostumbrados. Para lograrlo, existen diferentes maneras, por ejemplo, siguiendo un horario determinado:

  • 1 vaso de agua al despertar.
  • 2 vasos en el momento en que realices tu primera actividad del día (en el trabajo, en la casa).
  • 1 vaso antes de comer.
  • 2 durante la comida.
  • 1 al llegar a la casa.
  • 1 antes de dormir.

Otros beneficios

Permite el procesamiento, absorción y utilización de los nutrimentos contenidos en los alimentos que ingerimos.
Participa en todas las relaciones bioquímicas, como conductora eléctrica, llevando a cabo la contracción muscular y la sinapsis neuronal.
Mantiene el organismo en equilibrio interno. La cantidad de agua recomendada al día varía de acuerdo con cada persona, pero de manera general se recomienda entre litro y medio y dos litros.
Recuerda: no esperes a que te dé sed, mantente tomando agua a lo largo del día y empezarás a notar cambios en tu salud.

Para adelgazar y cuidar el corazón, es más útil reducir hidratos que grasas

Es conocida la efectividad para perder peso de las dietas reducidas en carbohidratos, pero hasta el momento, cuando el objetivo era cuidar la salud cardiovascular, siempre se indicaba una disminución en la ingesta de grasas, cuando en realidad, según se concluye con un nuevo estudio, para adelgazar y cuidar el corazón, es más útil reducir hidratos que grasas.

Articulo 3

La investigación y sus resultados

El estudio se llevo a cabo con 148 hombres y mujeres obesos de entre 22 y 75 años de edad, sin diabetes ni cardiopatías. La mitad de ellos realizó una dieta reducida en hidratos y la otra mitad llevo una alimentación reducida en grasas.
Quienes llevaron la dieta baja en hidratos, no podían consumir más de 40 gramos de hidratos digestibles a diario (hidratos totales menos fibras) y quienes llevaron la dieta reducida en grasas debían consumir menos de 30% de las calorías diarias en forma de grasas y un máximo del 55% de las calorías en forma de hidratos.
No se les solicitó que modificaran la actividad física pero sí asistieron a clases de educación nutricional para aprender a controlar las porciones ingeridas y comer más sano.
Finalmente, después de 12 meses de evaluación, se observó que quienes llevaban la dieta reducida en hidratos perdieron en promedio 4 kilos más de peso corporal que quienes llevaban una dieta baja en grasas, y al mismo tiempo, quienes consumieron menos hidratos tenían menos grasa circulante en sangre y menor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) o un infarto, en los próximos 10 años.

Para tener en cuenta

Si bien los resultados del estudio muestran claramente un mayor beneficio a nivel de lípidos y por lo tanto, más protección a nivel cardiovascular con la dieta baja en hidratos, no se obtuvieron otros datos clínicos de enfermedad cardiovascular y su potencial incidencia, por lo tanto, las conclusiones podrían variar.
Por otro lado, quienes llevaron la dieta baja en hidratos no podían consumir toda la carne que quisieran ni consumir cualquier fuente proteica, sino que se priorizó la elección de grasas buenas y proteínas de calidad.
Además, si bien siempre decimos que es muy complejo reducir los hidratos de la dieta porque son alimentos muy arraigados a nuestra cultura, en ambos grupos, tanto en la dieta baja en hidratos como en la dieta baja en grasas, la adherencia fue semejante.
Entonces, quizá podamos concluir que consumir más fibras, escoger buenas grasas y sobre todo, potenciar la pérdida de peso cuando se presenta sobrepeso u obesidad, son los verdaderos cambios que benefician la salud cardiovascular, y no sólo buscar una reducción en la ingesta de grasas con el objetivo de cuidar el corazón.
De ahora en adelante, cuando se pretenda reducir el riesgo cardiovascular debemos saber que es fundamental el logro de un peso corporal saludable y que para ello, puede ser más beneficioso una dieta reducida en hidratos que una con bajo contenido graso.

Tips para comer bien

Comer bien es indispensable; junto con hacer ejercicio, es la base de una vida sana. Y para las personas con Diabetes se torna aún más importante conocer qué tipo de alimentos consumir, cuales son sus características y los beneficios que aportan.

Articulo 4

Lo primero que debes tener en cuenta es que comer sano significa tener una alimentación variada y equilibrada, cuidando la cantidad de calorías e incluyendo porciones de los diferentes grupos en los que han sido clasificados los alimentos.

¿Cuáles son estos?

Tomando como referencia el Plato del Bien Comer, institucionalizado por la Secretaría de Salud como una guía para la sana alimentación, la comida se divide en tres grupos generales:

Verduras y frutas (comer muchas)
Cereales (comer los suficientes)
Leguminosas y alimentos de origen animal (comer pocos)
Para comer bien es necesario regirte por un plan de alimentación, el cual no debe ser tedioso ni complicado. Para que tener un plan acorde a ti es necesario analizar tu edad, peso, actividad física y género. La mejor manera de elaborar uno a tu medida es acudir con el Nutriólogo, quien te precisará la cantidad de calorías que debes consumir al día.

El objetivo de este plan es que, diariamente y en cada comida, consumas la misma cantidad de calorías.

En términos generales, de acuerdo con su origen, el porcentaje de calorías que debes consumir al día se reparte así: de 10 a 20% debe provenir de la proteína, de 25 a 30% de la grasa (evitando grasas saturadas y ácidos grasos insaturados), y de 50 a 60% de los carbohidratos.

Modere su consumo de azúcar

El azúcar está presente en forma natural en muchos alimentos. Consumirla origina un gran placer para muchos, pero puede llegar a ser perjudicial en exceso.

Articulo 1

El azúcar es un tipo de carbohidrato que se encuentra en muchos alimentos. Algunos ejemplos son la leche, las frutas, algunas verduras, panes, cereales y granos.

Los azúcares naturales que se encuentran en los alimentos son la glucosa, la fructosa, la sacarosa, la lactosa, la galactosa etc.Los azúcares adicionales son azúcares y almíbares que se le agregan a los alimentos en su procesamiento o preparación.

Los azúcares añadidos se diferencian de los azúcares de alimentos como la fructosa de la fruta o la lactosa de la leche porque estos últimos son naturales. No obstante, en algunos alimentos naturales que ya tienen azúcar se les agrega otras azúcares adicionales, esto origina un alimento con una mayor cantidad de calorías, es decir un alimento que puede llevarnos a ganar peso, un ejemplo es añadir miel a la ensalada de frutas.

Son alimentos que tienen azúcares añadidos y por lo tanto con gran concentración de calorías: postres de leche como dulce de leche, helados, bebidas de frutas con azúcar como limonada o jugos, pasteles, bizcochos, galletitas, tartas de futas.

Cuando compre alimentos envasados lea la etiqueta de éstos para conocer su contenido de azúcar. Es muy probable que un alimento sea rico en azúcar sin uno de estos términos aparece primero o segundo de la lista de ingredientes, o si varios de éstos aparecen en la lista: glucosa, sacarosa, maltosa, melaza, fructosa, almíbar de maíz rico en fructosa, lactosa, almíbar de maíz, almíbar de malta, dextrosa, endulzador de maíz, azúcar morena, azúcar sin refinar, miel.

Los alimentos ricos en azúcar (con el contenido alto en azúcares arriba descritos) le añaden más calorías nuestra dieta. En nuestro camino hacia un peso adecuado y saludable, debemos limitar el consumo de los alimentos ricos en azúcar pero bajos en nutrientes porque nos harán ganar peso. Además procuremos eliminar las porciones grandes de comidas pero sobre todo bebidas ricas en azúcar, en su lugar escojamos porciones pequeñas de comidas y bebidas sin azúcar adicional, de preferencia agua pura.

Cuidado con los carbohidratos “integrales” con azúcar adicional, pues el único beneficio es aportarnos fibra pero las calorías adicionales que traen con el azúcar también nos sumarán finalmente algunos kilos demás. En estos casos es mejor buscar alimentos con fibra y que tengan endulzantes no calóricos y naturales como por ejemplo stevia.

Recordemos que en nuestro esfuerzo por perder peso, cada caloría cuenta.

Los efectos que ocasiona el alcohol en adolescentes

Es recomendable que los padres de familia conozcan los riesgos, causas y consecuencias que genera el consumo de bebidas alcohólicas en sus hijos menores de edad.

Alcohol 3

Si no realizamos una adecuada tarea de prevención, las conductas de los hijos adolescentes podrían estar ligadas al consumo de bebidas alcohólicas o también a otras conductas de riesgos como el sexo temprano sin protección y la deserción escolar.

Los menores de edad no deben consumir alcohol por que afecta su salud como su desarrollo físico y psicológico. Los adolescentes está en proceso del desarrollo cerebral, es en esta etapa en que las últimas conexiones neuronales se realizan, las bebidas alcoholicas pueden causarle problemas en sus relaciones interpersonales con la familia y en el colegio.

Efectos Fisiológicos del consumo en menores de edad:

  • Puede interferir en el desarrollo del cerebro, afectando el juicio, la toma de decisiones y el auto control.
  • Puede generar mayor susceptibilidad a enfermedades e infecciones.
  • Puede afectar el crecimiento y desarrollo sexual.
  • Puede elevar la presión sanguínea y causar latidos irregulares.

Efectos Psicológicos del consumo en menores de edad:

  • Afecta su rendimiento intelectual y capacidad de aprendizaje.
  • Afecta su desarrollo verbal y motor.
  • Disminuye la calidad del sueño indispensable para su desarrollo.
  • Causa, a futuro, trastornos de depresión y ansiedad.
  • Puede disminuir la calidad del sueño.
  • Puede causar a futuro trastornos de depresión y ansiedad.
  • Alteraciones de las relaciones con la familia, compañeros y maestros.
  • Bajo rendimiento escolar.

La Frambuesa

La frambuesa, conocida también como fresa del bosque, es un hermoso fruto del frambueso o sangüeso, planta que crece silvestre en todos los países de clima templado. Pertenece a la familia de las Rosáceas, que incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles que crecen por las regiones templadas de todo el mundo. Las principales frutas europeas, además del rosal, pertenecen a esta gran familia. La frambuesa es una fruta muy utilizada en cientos de recetas que enriquecen la gastronomía típica de países del centro y del norte de Europa.

Fr1

1.- Combate el Estreñimiento

Su alto contenido en fibra acelera el tránsito intestinal, ya que reduce el tiempo de contacto de algunas sustancias nocivas par tu organismo con el tejido intestinal, lo que previene o mejora el estreñimiento y reduce el riesgo de cáncer de colon.

2.- Aporta Vitamina C

La vitamina C favorece la absorción de hierro, lo que previene y mejora la anemia y la resistencia a enfermedades infecciosas.

3.- Mejora tu Peso

Las frambuesas ayudan a depurar las grasas de tu organismo, evitando su acumulación plasmática. Lo que a su vez ayudará a controlar tu Diabetes y que te sientas más saludable.

4.- Efecto Terapéutico

Por sus componentes sirve como astringente y combate el colesterol alto. Su consumo habitual es excelente para mejorar la visión y la piel.

5.- Equilibra tu Organismo

Gracias a su contenido de potasio y magnesio, la frambuesa actúa como diurético que permiten un equilibrio hídrico y ayuda a contrarrestar los efectos del exceso de sodio.